versión discapacitados Barómetro: 2007 | 2005 | 2004 | 2003 | 2002
Barómetro de Consumo 2003Fundación Grupo Eroski
6. Seguridad y confianza: el consumidor ante los alimentos
 
6.1 La confianza del consumidor español ante los alimentos

6.2 Los referentes de confianza: las marcas y los establecimientos

6.3 La expectativa de evolución en la confianza de los alimentos

6.4 Conclusiones

6.5 Indicadores del Barómetro del Consumidor


El Barómetro del Consumidor nació con la vocación de conocer y comprender mejor la posición del consumidor ante el fenómeno del consumo: sus intereses, sus preocupaciones, la medida en que unos y otros quedan suficientemente atendidos y satisfechos con la oferta de productos y servicios, con las Administraciones Públicas, con la iniciativa ciudadana, etc. Para responder a estos grandes objetivos, se ha procurado incorporar en las sucesivas ediciones nuevos temas que completaran esta visión del consumidor, ya fuera por el interés de su actualidad, ya por su trascendencia. Al mismo tiempo y desde el diseño técnico del estudio parecía necesario reforzar el análisis longitudinal, mediante la incorporación de nuevas metodologías que permitieran dar cuenta, de la forma más precisa posible, de la evolución de los acontecimientos y de la medida en que van cambiando las cosas del consumo.

A tal efecto, se acudió desde el primer Barómetro (2001), al diseño de indicadores, índices numéricos que concentran la información sobre el estado de las cuestiones estudiadas -confianza del consumidor en los alimentos, grado de satisfacción con la información, etc.-, integrando de una forma ponderada las variables que de forma más determinante definen la situación.

La utilidad de estos indicadores es doble:

  • Permiten resumir en unos pocos datos las situaciones de consumo, al tiempo que muestran de qué manera afectan los distintos parámetros al estado general de las situaciones.
  • Se constituyen en las principales referencias para establecer comparaciones a lo largo del tiempo y para poder evaluar los cambios: factores que cambian o que permanecen, sentido e intensidad de los mismos.

Desde la primera edición del Barómetro se ha trabajado con tres grupos de indicadores:

  • La confianza del consumidor en los alimentos.
  • La satisfacción con la información.
  • La satisfacción de los intereses económicos.

Más adelante se presentan los detalles sobre los tres grupos de indicadores, y los resultados obtenidos en la presente edición del Barómetro del Consumidor y su evolución.


 Indicadores de confianza 

Para completar el análisis individual y pormenorizado del grado de confianza que siente el consumidor ante los diferentes agentes que intervienen en el consumo, se ha presentado desde la primera edición un Cuadro de Indicadores de Confianza que permite adoptar una perspectiva más global y comprender cómo contribuye cada uno a la generación del estado general de confianza del consumidor. Dicho Cuadro de Indicadores proporciona un conjunto de datos precisos del actual estado de las cuestiones y, además, facilita el análisis de la evolución que se ha producido a lo largo del tiempo.

Los significados y utilidades de los Indicadores son los siguientes:

  • Dimensionar la confianza del consumidor, en primer lugar desde una apreciación general (grados de confianza y seguridad construidos a través de un sólo ítem) y en segundo, desde una evaluación más reflexiva, a través de indicadores que incorporan e integran varios ítems.


  • Estudiar la evolución a lo largo del tiempo a través de un cuadro completo de escalas.

Desde los diferentes indicadores, se posibilita su integración global en un único indicador general (IGCA), que permite disponer de un gran referente de confianza; y por otro lado, se puede evaluar y visualizar la incidencia de cada indicador parcial, en el IGCA. Para la construcción de las escalas se consideró que algunos ítems podían, por su vocación de evaluación general, constituir una escala por sí mismos. Tal ocurre con las preguntas sobre el grado de confianza en el consumo de alimentos en general (CGA) y con el grado de seguridad que se siente (SGA). En ambos casos, estaríamos evaluando estados generales de confianza y de seguridad en los alimentos.

 

cuadro de indicadores de confianza

cuadro de indicadores de confianza

 

Otras escalas se han construido teniendo en cuenta un número amplio de ítems. Así se ha hecho con el grado de confianza en cada tipo de alimento (ICA), en las marcas (ICM), en el comercio (ICC) o en la restauración (ICR). Como parámetro de medida de las escalas se ha utilizado el valor medio de todos los ítems. Y, finalmente, se dispone de un Indicador General mediante la integración de todas las escalas a que se acaba de aludir (IGCA). También aquí se opera con el parámetro media, aunque en este caso para su obtención se procede a dar diferentes pesos a cada una de las escalas que se incorporan a la estimación del Indicador General. De esta forma, el IGCA integra de una forma ponderada todas las vertientes a través de las que se manifiesta la confianza en el consumo de alimentos.
El siguiente cuadro presenta los valores globales de los siete Indicadores de Confianza.

 

Indicadores de confianza

Indicadores de confianza

 

Los indicadores se pueden clasificar en tres grupos:

1.Los indicadores que alcanzan el notable:

  • SGA: Grado de Seguridad General en los Alimentos
  • CGA: Grado de Confianza General en los Alimentos
  • ICC: Indicador de Confianza en el Comercio

2.Los que refieren niveles aceptables:

  • IGCA: Indicador General de Confianza Alimentaria
  • ICA: Indicador de Confianza en los Alimentos
  • ICM: Indicador de Confianza en las Marcas

3.Los indicadores de confianza mínima, aun siendo aceptable:
Sólo el ICR (específico de la Restauración) refleja un aprobado escueto.

A los tres les ocurre lo mismo. Se trata de valores promedio de confianza hacia alimentos, establecimientos u otras variables que parten de puntuaciones bastante dispares, tanto altas como bajas y que consecuentemente arrojan valores de nivel intermedio, ligeramente superiores al 6.


 La evolución (2001-2003) de los indicadores de confianza 

La comparación de los valores de los Indicadores de los años 2001 a 2003, muestra una clara tendencia a la mejora: la confianza ha ido a más. En general, el avance ha sido más importante este último año. Y todos los indicadores experimentan crecimientos significativos en el trienio estudiado.

El ICA y el IGCA descienden suavemente a medida que crece la edad o decrece el status. El ICC, en cambio, no parece verse afectado por la edad o el status, pero es mayor en las mujeres. El ICR es el que marca mayores diferencias: disminuye con el status y decrece notablemente cuando aumenta la edad. El ICM, por el contrario, recoge escasa variación: algo mayor en las mujeres, en los de edades hasta 40 años y, de forma casi inapreciable, también es mayor cuanto más elevado es el status.

 

Evolución de los indicadores de confianza alimentaria

 Evolución de los indicadores de confianza alimentaria

 

 

Indicadores de confianza alimentaria según sexo, edad y status

 Indicadores de confianza alimentaria según sexo, edad y status

 

El ICA, el ICGA, el ICR y el ICM alcanzan su valor más alto en Jóvenes No Ocupados (en el ICM, junto a Mujeres No Ocupadas), y su valor más bajo en el de Mayores y el segundo más bajo en el de Hombres. En el ICC, el mayor valor es para Mujeres No Ocupadas y los dos menores para Hombres y Jóvenes Ocupados. En el ICGA, el ICC y el ICM, los dos Segmentos de No Ocupados superan a sus respectivos complementarios.

País Vasco y Navarra y Andalucía son las dos zonas con los valores más altos de todos los indicadores. Las Islas Canarias recogen siempre el mínimo valor y la Zona Centro el segundo más bajo.

Aunque atenuadamente, todos los indicadores tienden a crecer junto al tamaño de hábitat hasta los 50.000 habitantes, para ser decrecientes a partir de este tamaño. En las capitales de provincia alcanzan siempre uno de los dos valores más altos.

 

Indicadores de confianza alimentaria según segmento de consumidor

 Indicadores de confianza alimentaria según segmento de consumidor

 

 

Indicadores de confianza alimentaria según zona y tamaño de hábitat

 Indicadores de confianza alimentaria según zona y tamaño de hábitat

 



 CONCLUSIONES DEL ESTUDIO DE LOS INDICADORES 

  • La confianza del consumidor en el consumo de alimentos ha mejorado en el trienio 2001-2003, pero el cambio ha sido más intenso en el último año. Se verifica que todos los parámetros de la evaluación de la confianza en el consumo: alimentos, marcas, distribución etc, mejoran. En consecuencia la evolución es un hecho global que inter-relaciona a todos los factores comprometidos en el fenómeno del consumo. Los avances más espectaculares en la confianza han sido conseguidos por las marcas, el comercio y la restauración

  • Y dentro de los alimentos, todos los relacionados con las carnes. Y todo ello en un marco en el que destaca por encima de todo la percepción de seguridad de los alimentos.

En resumen, buenos datos y buena evolución, que parece venir a recompensar los esfuerzos del sector alimentario por afianzar su posición de cercanía al consumidor y por satisfacer sus expectativas.

1. Presentación
2. La evolución desde 2001 hasta 2003
3. Perfil del consumidor español
4. Conclusiones generales del barómetro del consumidor 2003

5. El gasto de los españoles por grupos de consumo
6. Seguridad y confianza: el consumidor ante los alimentos
7. El grado de satisfacción ante la información sobre temas de consumo
8. Los intereses económicos del consumidor
9. La defensa de los intereses del consumidor
10. La actitud ante los productos ecológicos
11. Sensibilidad medioambiental y solidaria
12. Liberalización de los mercados energético y de telefonía
13. Estilos y hábitos de vida

14. Ficha técnica del barómetro del consumidor
15. Autores


16. Internet como medio de compra y de pago



Barómetro del Consumidor 2003. Fundación Grupo Eroski